Por qué el jugo de granada es fundamental para tus arterias

El jugo de granada puede revertir patologías cardiovasculares que conducen a cirugías de bypass e infartos

Uno de los estudios clínicos más asombrosos jamás realizados ha estado escondido detrás de una plataforma de pago durante más de una década. Cuando me topé por primera vez con esta perla clínica, hace dos años, en forma de resumen indexado públicamente en pubmed.gov, casi me quedo boquiabierto.
"El consumo de jugo de granada dio como resultado una reducción significativa de IMT [grosor íntima-media], hasta en un 30 por ciento, después de 1 año", dice la línea más reveladora en el resumen del estudio.

Jugo de granada: revertir la aterosclerosis
La íntima media es la porción media de las arterias que se inflama y se llena de placa compuesta de grasas oxidadas, células inmunes y sus desechos, en la condición conocida coloquialmente como “arterias bloqueadas” o clínicamente como “aterosclerosis”. A medida que la capa íntima-media se vuelve más gruesa, hay menos espacio disponible para que el contenido de sangre se mueva a través de la abertura (lumen) de las arterias. Cuando las arterias finalmente se cierran o se bloquean, pueden producirse lesiones catastróficas o la muerte.
Por lo tanto, cualquier cosa que pueda reducir de manera segura, o mejor, revertir el engrosamiento de la íntima media es el santo grial en cuanto a obtener una resolución de la causa raíz de la aterosclerosis y, por implicación, reduciría profundamente las muertes relacionadas con la mortalidad cardiovascular.


El ensayo clínico de la granada como gran "limpiadora de arterias"
Publicado en Clinical Nutrition en 2004 y titulado "El consumo de jugo de granada durante 3 años por parte de pacientes con estenosis de la arteria carótida reduce el grosor de la íntima-media carotídea común, la presión arterial y la oxidación de LDL", investigadores israelíes descubrieron que la granada, administrada en forma de jugo en el transcurso de un año, revirtió la acumulación de placa en las arterias carótidas de pacientes con estenosis de la arteria carótida grave, aunque asintomática (definida como un bloqueo del 70 al 90 por ciento en las arterias carótidas internas).


El estudio consistió en 19 pacientes, cinco mujeres y 14 hombres, de 65 a 75 años, que no fumaban. Fueron asignados al azar para recibir jugo de granada o un placebo. Diez pacientes estaban en el grupo de tratamiento con jugo de granada y nueve pacientes que no consumían jugo de granada estaban en el grupo de control. Ambos grupos se emparejaron con concentraciones similares de lípidos y glucosa en sangre, presión arterial y con regímenes de medicación similares, que consistían en la reducción de la presión arterial.


Los 10 pacientes del grupo de tratamiento recibieron 8,11 onzas (240 ml) de jugo de granada por día, durante un período de un año, y cinco de ellos aceptaron continuar hasta por tres años.


Los notables resultados se informaron de la siguiente manera:
“El grosor medio de la íntima media de las arterias carótidas comunes izquierda y derecha en pacientes con estenosis de la arteria carótida grave que consumieron jugo de granada durante un máximo de 1 año se redujo después de 3, 6, 9 y 12 meses de consumo de jugo de granada en un 13 %, 22 % , 26 por ciento y 35 por ciento, respectivamente, en comparación con los valores de referencia”.
¡Solo imagine lo que sucedería si se demostrara que un medicamento farmacéutico revierte la acumulación de placa en las arterias carótidas en un 13 por ciento en solo tres meses! Este fármaco sería elogiado como un fármaco milagroso que salvaría vidas, y no solo se promocionaría y vendería con éxito como un éxito de taquilla multimillonario, sino que inevitablemente seguiría una discusión sobre por qué debería ser obligatorio.
Si bien estos resultados son impresionantes, si no del todo innovadores para el campo de la cardiología, pueden ser incluso mejores que los que se revelan en los resultados terapéuticos mencionados anteriormente.


Cuando se tiene en cuenta que la estenosis de la arteria carótida aumentó un 9 por ciento en un año en el grupo de control, el grupo de intervención de granada puede haber visto resultados incluso mejores que los indicados por la regresión medida solo en el grosor de la íntima media. Es decir, si asumimos que el grupo de granadas no ha recibido tratamiento, el engrosamiento de sus arterias carótidas habría seguido progresando como el grupo de control a una tasa del 9 por ciento al año, es decir, 18 por ciento en dos años, 27 por ciento en tres años.


Esto podría interpretarse en el sentido de que después de tres años de tratamiento con granada, por ejemplo, el engrosamiento de las arterias se habría reducido más del 60 por ciento más allá de lo que habría ocurrido si se hubiera permitido que la progresión natural de la enfermedad continuara sin cesar.

¿Quieres saber más sobre el tema y cuáles son las tres vías a través de las cuales actúa la granada? Pincha aquí: The Epoch Times (artículo original)

 

 

You have no rights to post comments

Contáctanos

C/ Alonso de Castro, 1.
Cuarta Planta - Oficina 401
38320 La Cuesta – La Laguna
Santa Cruz de Tenerife

Telf.: (+34) 822 173 227
Telf.: (+34) 688 972 292
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Síguenos en redes sociales

 

logo sesap

(C) 2017-2022 SESAP Todos los Derechos Reservados
Diseño y desarrollo: INTEGRA Canarias

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.