Recuperación rápida de lesiones con DMSO, Vitamina C y Magnesio

Muy bien, digamos que hice algo que no destaca por su lucidez. Estaba probando una tabla con mal aspecto en un muelle, cuando esta se rompió y caí directamente en el agujero, sumergiéndome tres pies en la ranura donde había estado la tabla. Durante la zambullida, ambas piernas desnudas rasparon con fuerza las tablas adyacentes. Mis muslos se pusieron rojos al instante, como si me hubieran pasado una lijadora. Aunque tenía la piel roja, no había astillas, suciedad incrustada, ni sangre que complicaran la herida. artículo de Tom Taylor

Accediendo a la situación, fui a nadar para inundar la herida con agua limpia (dulce, no salada). Al regresar a casa mi esposa insistió en que me diera una ducha con jabón. La herida parecía que iba a estar varios días dándome problemas mientras se curaba. Ese camino no me resultaba atractivo, así que recordé que el DMSO es un agente curativo rápido. Entonces, durante las siguientes cuatro horas mantuve la herida bañada en una solución de 50% DMSO y 50% agua destilada. Además, comencé a tomar alrededor de 2 gramos por hora de vitamina C durante mis horas de vigilia (durante el siguiente período de veinticuatro horas). Al día siguiente volví a aplicar el DMSO varias veces.

Inicialmente, la lesión parecía un rasguño en el pavimento por una caída de bicicleta que tardaría días o semanas en sanar. Era realmente rojo sangre sobre la parte posterior de gran parte del muslo izquierdo. Sin embargo, al usar la combinación de DMSO y vitamina C, a las 24 horas, la lesión grave en la parte posterior de la pierna izquierda apenas se percibía para el observador casual. El frente más leve de la lesión en el muslo derecho no se notaba en absoluto. A las treinta y seis horas (segunda mañana), la mayor parte del enrojecimiento había desaparecido, el área se sentía magullada, pero sin decoloración de la piel herida. El dolor inicial fue principalmente una sensación de escozor común con tales lesiones, pero fue leve en general y no continuo. Dormí esa primera noche sin molestias. Para un hombre de sesenta y nueve años pensé que la curación era notablemente rápida.

Acerca de DMSO

Extracto de la página 9 de The DMSO Handbook: [1] "DMSO (dimetilsulfóxido) se ha dado a conocer principalmente como un tratamiento de acción rápida y bien tolerado para la inflamación aguda y las lesiones traumáticas. Tiene un efecto antiinflamatorio, alivia el dolor de inmediato, acelera la rápida reabsorción de hinchazones y hemorragias, y favorece la cicatrización de heridas".

DMSO [(CH3)2SO] es un producto natural líquido que se absorbe directamente a través de la piel. Lo apliqué cada quince minutos más o menos para obtener el máximo efecto. Me complace informar que las gotas perdidas no mancharon nuestros muebles recién tapizados.

Si no está familiarizado con DMSO, le recomiendo que compre algunos y los use en una situación que no sea urgente para que se sienta cómodo usándolo con poca antelación. Es ampliamente recomendado para el dolor común de articulaciones y espalda. Es el mejor producto que he encontrado para el dolor lumbar menor. Por eso lo tenía a mano.

Libros de DMSO

Estos tres libros dan una excelente perspectiva sobre el DMSO:

El "Manual de DMSO" de Fischer es exhaustivo y está escrito a nivel clínico. [1] Tiene una excelente sección de bioquímica. Incluso tiene una sección sobre DMSO más peróxido de hidrógeno.
"DMSO: Nature's Healer" de Morton Walker es muy completo y una buena revisión médica. [2] Excelente libro, y aunque publicado en 1993, sigue siendo actual. El autor afirma que cree que el DMSO fue una de las cuatro grandes innovaciones médicas del siglo XX, siendo los antibióticos una de las otras. Todo el mundo conoce los antibióticos; pocos conocen DMSO. La mayoría de los antibióticos eran patentables; DMSO no lo era.
"Healing with DMSO" de Amanda Vollmer es una lectura fácil y muy informativa. [3] Muchos consejos sobre una amplia variedad de aplicaciones. Explica la ciencia y la historia en términos rápidos y sencillos.

Acerca de la vitamina C

Los lectores del Servicio de noticias de medicina ortomolecular conocen bien los numerosos beneficios para los procesos de curación que proporciona la vitamina C. Aquí hay un documento titulado "La vitamina C y la curación de heridas humanas" que respalda este uso. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/7038579

La vitamina C a dos gramos por hora (2000 mg por hora) suena un poco extremo para los desconocidos. Te aseguro que no es. El pionero de la vitamina C, el Dr. Robert F. Cathcart, aconsejó a los pacientes que tomaran hasta 200 gramos (200 000 mg) por día para los resfriados y la gripe. [4-6]

Acerca del magnesio

Es muy común que una persona mayor como yo tenga numerosos dolores y molestias después de una caída así. Realmente no tenía ninguno. Lo atribuyo al consumo regular de 600 a 800 mg/día de magnesio (en forma de citrato de magnesio). Como le gusta decir a la Dra. Carolyn Dean, "el mineral relajante". El Dr. Dean y el Dr. Thomas Levy han escrito excelentes libros sobre el magnesio. [7,8] Tenga en cuenta que el título del libro de Levy contiene las palabras "Revertir la enfermedad". Él es serio acerca de eso.

Creo que su consejo sobre tomar magnesio me mantuvo relativamente libre de dolor agonizante y tirones musculares como resultado del accidente.

Usando DMSO, vitamina C y magnesio

Al leer libros sobre DMSO, vitamina C y magnesio, la lista de "otros usos" para cada uno parece tan larga como para ser sospechosa. En mi experiencia las listas son correctas. El otro problema con el que se encuentra la gente es que todos estamos familiarizados con los medicamentos que necesitan una o dos pastillas diminutas al día para que surtan efecto. Los medicamentos a menudo tienen la palabra "anti" en ellos, p. antibióticos, porque al final del día, muchos son venenos de precisión que deben controlarse cuidadosamente. Alternativamente, estos suplementos generalmente requieren varias píldoras grandes (vitamina C, magnesio) o una aplicación frecuente (DMSO) para que sean efectivos. Para algunos, eso es desalentador, ya que es muy diferente del comercio de medicamentos recetados.

Ejemplos de otros usos de DMSO

Usé DMSO durante varios meses para un dolor de "espalda rígida" inferior. Sentí que era el único tratamiento que marcaba la diferencia. Eventualmente, me cansé de esperar a que se absorbiera y abandoné el procedimiento. El dolor de espalda ha sido sustancialmente menor desde entonces. La forma sólida de DMSO es el metilsulfonilmetano (MSM), un suplemento de venta libre. MSM [(CH3)2SO2] es DMSO más un oxígeno adicional. Ahora tomo suplementos con MSM la mayoría de las mañanas, se especula que es una dosis de mantenimiento conveniente que ayuda a minimizar el dolor de espalda, hasta ahora todo bien.

Un revisor de este artículo preguntó acerca de la ayuda del DMSO en el rendimiento deportivo. Creo que el DMSO definitivamente es útil para los músculos adoloridos, pero probablemente demasiado inconveniente para el uso general después del entrenamiento. Los aspectos negativos son en su mayoría problemas de conveniencia. El olor a DMSO es molesto para algunos. Además, después de la aplicación, debe esperar de 10 a 15 minutos para que se absorba antes de cubrirlo con un paño.

Siempre pensé que el DMSO sería bueno para los problemas de mala circulación en la parte inferior de las piernas, pero no tengo experiencia para continuar. El "Manual de DMSO" tiene una larga lista de usos beneficiosos; uno de ellos es como vasodilatador.

Pensamientos para profesionales médicos

Me ha impresionado mucho cómo tomar suplementos de vitamina C, magnesio y DMSO me ha mantenido relativamente libre de enfermedades y dolores. Sin embargo, la mayoría de mis amigos piensan que soy un poco inusual por defender estos y nunca leen los libros que recomiendo. Normalmente, si estas personas ya tienen una condición que requiere visitas regulares al médico, se aferran a cada palabra que dice el médico, y cualquier comentario que no sea de su médico se va por la ventana.

Dado que los elementos anteriores, la vitamina C, el magnesio y el DMSO hacen un muy buen trabajo en el cuidado de la mayoría de las dolencias menores, imagino que una relación médico-paciente que es principalmente telemedicina podría desarrollarse en gran medida sobre la base de estos y la resolución de las deficiencias esenciales. Me he dado cuenta de que la mayoría de las personas están entrenadas para aferrarse a cada palabra del médico. Algunos corren al médico por casi cualquier anomalía. Cuando se trata de suplementos (si es que alguna vez lo hace), los pacientes generalmente quieren saber la marca exacta, quieren una receta y quieren que el seguro los pague. Qué valioso sería para un médico convertirse más en un educador de salud y menos en un traficante de pastillas.

Resumen

En lugar de varios días de agonía, reduje el tiempo de curación principal a una sola noche al usar DMSO y vitamina C de manera rápida y decisiva. El uso de estos productos está ampliamente documentado y es seguro, pero no muy conocido. Además, tener ambos a mano para iniciar un tratamiento inmediato fue la clave para una rápida recuperación.

Artículo de Tom Taylor publicado en www.orthomolecular.org

Referencias

1. Fischer HPA (2015 translation from German) The DMSO Handbook, A new paradigm in healthcare. ISBN-13: 978-3981525557

2. Walker M (1993) DMSO: Nature's Healer. ISBN-13: 978-0895295484

3. Vollmer AD (2021) Healing with DMSO: The Complete Guide to Safe and Natural Treatments for Managing Pain, Inflammation, and Other Chronic Ailments with Dimethyl Sulfoxide. ISBN-13: 978-1646040025

4. Cathcart R: YouTube lecture to the Silicon Valley Health Institute, 26 minutes

5. Hickey S, Saul AW (2015) Vitamin C: The Real Story, the Remarkable and Controversial Healing Factor. ISBN-13: ?978-1591202233

6. Levy TE (2011) Curing the Incurable: Vitamin C, Infectious Diseases, and Toxins, 3rd Edition. ISBN-13: 978-0983772859

7. Dean C (2017) The Magnesium Miracle. ISBN-13: 978-0399594441

8. Levy TE (2019) Magnesium: Reversing Disease. ISBN-13: 978-0983772897

 

You have no rights to post comments

Contáctanos

C/ Alonso de Castro, 1.
Cuarta Planta - Oficina 401
38320 La Cuesta – La Laguna
Santa Cruz de Tenerife

Telf.: (+34) 822 173 227
Telf.: (+34) 688 972 292
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Síguenos en redes sociales

 

logo sesap

(C) 2017-2022 SESAP Todos los Derechos Reservados
Diseño y desarrollo: INTEGRA Canarias