Skip to main content

DRA. MARÍA ASUNCIÓN PEIRÉ

  • Licenciada y doctora en Medicina y Cirugía.
  • Licenciada en Farmacia.
  • Consultora en Micoterapia y en Farmacología Clínica Pediátrica.
  • Autora de diversas publicaciones, libros y artículos, tratados de Medicina y Farmacología  a nivel nacional e internacional.
  • Ponente en diversos congresos nacionales e internacionales.
  • Reconocida con la medalla de oro de la Real Academia Nacional de Medicina.

Refuerzo de la Inmunidad en Pediatría

Resulta bien conocida la importancia de las infecciones recurrentes en la edad pediátrica. En efecto, las consecuencias a corto y medio plazo pueden comprometer la funcionalidad del sistema inmunitario, alterar la Microbiota intestinal y comprometer el desarrollo pondo estatural del niño.

Son múltiples las causas que predisponen a que un niño pequeño desarrolle infecciones del tracto respiratorio alto: desde causas genéticas (como déficit de IgA) hasta factores ambientales tales como la escolarización precoz, el humo del tabaco, la contaminación y otros. Sin embargo, la propia inmadurez del sistema inmunitario del niño pequeño va a ser determinante en la frecuencia y gravedad de este tipo de infecciones.

Entre los agentes infecciosos, en la edad pediátrica predominan las infecciones víricas sobre las bacterianas, lo que limita enormemente las posibilidades terapéuticas al no disponer de agentes antivirales farmacológicos adaptados en Pediatría.

Afortunadamente, la Naturaleza nos proporciona una fuente inagotable de recursos que engloban la Micoterapia, la Gemoterapia y el Própoleo de las abejas. La combinación de los principios activos de estas tres fuentes implica una sinergia de sustancias bioactivas que resultan seguras y eficaces en la infancia.

Los betaglucanos de los extractos de Ganoderma lucidum y Lentinula edodes mejoran la función de la Célula Presentadora de Antígeno a nivel intestinal, reforzando de esta manera la inmunidad innata.

El extracto no alcohólico de Própoleo, gracias a su elevada concentración de polifenoles y de galangina, poseen una acción antimicrobiana y antiinflamatoria.

Los gemoderivados (extractos de yemas o meristemos de las plantas) previenen las recidivas de las infecciones y mejoran la convalecencia en los niños.

En Farmacología pediátrica hay que reconocer las diferencias farmacocinéticas y farmacodinámicas para adecuar la galénica de cualquier nutracéutico o medicamento. En este caso, se presenta una formulación que se adecua a estos requisitos según los estándares de calidad de la Farmacopea europea con un empleo de excipientes seguros y además que facilitan el cumplimiento terapéutico del niño.